Un Mimo: Nos quedamos en casa

Nos quedamos en casa ¡y lo vamos a aprovechar!

Un día nos levantamos con ganas de disfrutar del aire libre y de repente…¡lluvia! Nuestros hijos se aburren y a veces puede ser difícil mantenerlos entretenidos. Todo el día adentro sin que puedan gastar energía en el parque. Pero… a los problemas, ¡soluciones!

  1. 1) Hay un tesoro escondido

    Jugar con los chicos dentro de la casa buscando el tesoro. Podemos armar un plan divertido y hacer que gasten energía dando vueltas por la casa motivados por encontrar un tesoro que esconde un secreto.

  2. 2) Tarde de cine con pochoclos

    Cuando la solución es estar en casa, un planazo es elegir un listado de películas infantiles. ¡El tiempo pasa volando!

  3. 3) Dibujá lo que ves

    Un día de lluvia puede ser una oportunidad ideal para potenciar la creatividad de los chicos. Podemos sentarnos delante de una ventana con ellos y proponerles dibujar lo que vemos a través de ella.

  4. 4) ¡Galletitas para todos!

    Para que un día de lluvia sea más ameno con los chicos, podemos cocinar unas riquísimas galletitas o lo que a ellos les guste, la clave es tener algo para hacer.

¿Qué te parecen estos consejos? Si te gustaron compartilos con esos padres que optan por una siesta aburrida en los días nublados.