Un Mimo: A la cama se ha dicho

¡A la cama se ha dicho!

A la noche hay un tema fundamental que los papás tienen que resolver: dormir a los chicos. Sabemos que después de la cena están entretenidos viendo televisión o jugando y con muchas pilas para seguir. Es típico que todos los berrinches habidos y por haber se hagan presentes ¡justo! cuando estamos cansados. Abundan las excusas para posponer el sueño a toda costa (típicamente el “Porfi, cinco minutitos más”) y no tenemos ánimos para discutir.

¿Cómo hacer que la hora de dormir no sea un drama?

  1. 1. El cuento siempre funciona

    ¡Las historias son un recurso que nunca falla! Las mejores son las de aventuras, y mucho más si elegimos un protagonista que se parezca a ellos.

  2. 2. La luz se queda

    ¡Las historias son un recurso que nunca falla! Las mejores son las de aventuras, y mucho más si elegimos un protagonista que se parezca a ellos.

  3. 3.Jugar, jugar y jugar

    Para recargar pilas, primero hay que agotarlas. Tenemos que intentar que gasten toda su energía, que no es poca, para que el sueño sea instantáneo.

  4. 4. Evitar el exceso de energía

    Chocolates, barritas, caramelos, gaseosas… ¡todo tiene azúcar! Por eso, evitar comer demasiadas golosinas (sobre todo a la noche) nos puede evitar un “quiero seguir jugando!” después de las 11 PM.

¿Te gustaron estos consejos? Compartilos con esos padres insomnes, seguro te lo van a agradecer.